Opinión


23/12/17

Claudio Acebo

  1. La lotería

    Todo preparado para el gran día, esperando que el gordo sea el acontecimiento esperado por cada uno de nosotros. Esta noche tendremos los primeros resultados de una apuesta que se antoja difícil de resolver. Tengo muchas dudas de que esa aparente tranquilidad mostrada desde Madrid en estas elecciones de Cataluña se confirme esta noche. Ojalá no se confundan, aunque a estas alturas a nadie se le escapa que los independentistas tienen su voto consolidado y que en el peor de los escenarios únicamente tienen que esperar otros cuatro años para unos nuevos comicios y así ganar, ahora sí, con mayoría absoluta y volver a las andadas. Que nadie pierda el tiempo en cambiar y maquillar la Constitución porque a ellos les da igual. Los nacionalistas son así; quieren ganar terreno cada momento. No les demos más facilidades. Quedan pocas horas para conocer la voluntad popular, pero ya les adelanto que si nuestros dirigentes no acaban con el cajón desastre de la enseñanza, además de ordenar la comunicación en esa comunidad, estará todo perdido. Cuestión de tiempo.

    En cambio, lo de mañana es más sencillo y más complicado. Que toque el gordo de Navidad sería una bendición de la suerte que puede arreglarte el futuro dependiendo de la edad y de la economía doméstica de cada cual. En Cantabria no nos parecemos  a los sorianos comprando décimos, aunque no lo hacemos tan mal. Esperar 24 horas para celebrar un jolgorio como aquel de 1970 es la ilusión de todo santanderino. Que la suerte nos siga siendo esquiva durante 47 años es un mal fario prolongado. Otros años cayó también en 1912, 1917, 1934 y 1951. Hombre, que Cantabria lo pase pipa cada veinte años está muy bien, pero estar castigados casi medio siglo… Muchos se conforman con alguna pedrea –los menos ambiciosos, sobre todo–. Otros, en cambio, se vuelven locos buscando el número de la superstición. Basta acercarse a una administración de lotería y comprobar delante de la ventanilla la locura de combinaciones, preguntas y demás manías de los caprichosos compradores. De locos.

    Este año ‘la lotería’ se siente en Cantabria simultaneando el sorteo de Navidad con el Pleno a celebrar desde horas tempranas aprobando los Presupuestos para 2018. ¿Entre los resultados de Cataluña, el gran sorteo y los presupuestos, cuál será el titular? Sería magnífico que de repente cayera el gordo: victoria de los constitucionalistas en Cataluña; el primer premio en Cantabria; y que los presupuestos para 2018 se cumplieran en todos sus pronósticos optimistas. Será sin duda, un excelente fin de año. Que la suerte nos acompañe. 

Twitter