Las cuevas del Monte Castillo acogen una nueva edición del campeonato europeo de tiro con armas prehistóricas

18/09/18


Imagen de la competición de tiro co arco prehistórico. Foto: Gabinete de prensa

Las cuevas del Monte Castillo han acogido una nueva edición del campeonato europeo de tiro con armas prehistóricas, que se ha celebrado este fin de semana. Con esta competición, la red de cuevas prehistóricas de Cantabria se integra dentro del nutrido listado de yacimientos prehistóricos en toda Europa que realiza este campeonato internacional, desarrollado en países como Bélgica, Francia, Italia, Suiza, Alemania o Reino Unido.

Este año el campeonato arranca con un índice de participación significativo, con más de 70 participantes venidos de todo el territorio nacional y de otros piases como Francia e Italia. Monte Castillo se erige de este modo como una de las competiciones más relevantes y duras de Europa, sólo comparable con la manga de Mas d'Azil (Francia).

Esta actividad, organizada por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, junto al Ayuntamiento y la Junta Vecinal de Puente Viesgo, en colaboración con el comercio local, no solo tiene la finalidad de incluir dentro de canales internacionales estas cuevas, sino también la de incentivar la economía local, a través de su patrimonio arqueológico.

Según señala Daniel Garrido Pimentel, coordinador de las cuevas Prehistóricas y organizador del evento, junto a José Aurelio García Munúa, responsable de las actividades de la red de cuevas, el evento "permite ampliar el conocimiento de los asistentes a la actividad cinegética, realizada por las poblaciones prehistóricas que habitaron y decoraron las cuevas del Monte Castillo, hace miles de años, otorgando vida al objeto expuesto en el museo".

Un recorrido con 30 dianas

La manga está constituida por 30 dianas. Todas ellas repartidas por la senda peatonal que asciende desde el aparcamiento de las cuevas al Pico del Monte Castillo. Las dianas están situadas en lugares estratégicos como una pequeña bocamina, en donde se sitúa un urogallo, el escarpado roquedo donde se encuentra un muflón o el oso ubicado sobre la cumbre del Pico Castillo, incrementando el grado de dificultad y heterogeneidad de la competición.

Las modalidades de tiro son arco y propulsor, este último utilizado desde hace 16.500 años para el lanzamiento de venablos. El campeonato es una buena oportunidad para conocer y ver el funcionamiento y la efectividad de las reproducciones arqueológicas elaboradas y utilizadas por los participantes durante el mismo.

Los arcos están fabricados artesanalmente en diferentes maderas y las flechas previstas con puntas de sílex y plumas de aves diferentes. Por su parte, las lazas están previstas de azagayas en asta de ciervo y enmangadas en una vara de avellano con tiras de tendón o cuero, entre otros materiales.




Verdad o Mentira 11.10.18

Twitter