Puigdemont consuma el desafío: anuncia un referéndum para el 1 de octubre

09/06/17


El referéndum sobre la independencia de Cataluña ya tiene fecha y pregunta. El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha anunciado esta mañana de manera solemne que la consulta, que pretende que sea vinculante y con todas las garantías democráticas, la convocará para el próximo 1 de octubre. El Gobierno catalán llamará a votar a los cerca de 5,5 millones de catalanes que conforman el censo y les planteará la siguiente pregunta: "¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente en forma de república?". La respuesta será binaria: sí o no. Un enunciado, con el que Puigdemont integra las diferentes sensibilidades del secesionismo. El PDeCAT apostaba por preguntar por un Estado independiente y ERC y la CUP reclamaban cuestionar por la república independiente.

El anuncio se ha producido en el Palau de la Generalitat y lo ha hecho Carles Puigdemont, junto a Oriol Junqueras, tratando de lanzar un mensaje de unidady de que ambos tienen intención de llegar hasta el final, pero la comunicación oficial no ha ido acompañada de ninguna firma. No existe un anuncio formal y por escrito que sea impugnable en un tribunal, a la espera de que el presidente de la Generalitat firme el decreto de convocatoria, cuyo acto se espera en el mes de septiembre y que ese sí acarrearía responsabilidades penales. Puigdemont y Junqueras estaban acompañados por el Gobierno catalán en pleno, la presidenta de la Cámara catalana, Carme Forcadell, y los 71 diputados de Junts pel Sí y la CUP.

Puigdemont se ha comprometido a aplicar el resultado de la votación, que será un "mandato" para su gobierno. Recordando su discurso del pasado mes de septiembre, en el que se sometió a una cuestión de confianza, el presidente de la Generalitat ha señalado que la resolución de la demanda catalana se hará en "referéndum o referéndum". "Buscaremos el acuerdo hasta el útimo día", ha emplazado al Gobierno, "pero si llegamos al final de la legislatura y no hay respuesta, estaremos preparados para convocar un referéndum antes de proclamar la independencia". Todo un desafío para los próximos cuatro meses.

Puigdemont ha afirmado además que su Gobierno no ha parado de hacer propuestas de diálogo al Ejecutivo central y la respuesta siempre ha sido negativa. A su juicio, la parta catalana siempre ha estado dipuesta a resolver el "conflicto político" de manera dialogada, pero el Estado, y se ha remontado siete años atrás a la sentencia del Estatuto, nunca ha puesto una propuesta sobre la mesa. "Ni está ni se le espera", ha asegurado. "Que tomen nota los que deben exlicar por qué hemos llegado hasta aquí: no es cuestion de marcos legales, el problema real es el ‘no quiero’ de Rajoy, con un no quiero es mejor no ir al altar", ha afirmado. Se trata, a su juicio, de la "negación" de todo un sistema social, mediático y político, como el español, que a su entender ha sido incapaz de querer solucionar el problema.

Junqueras, por su parte, ha justificado la apuesta por un referéndum al rechazo a un Estado ineficiente e injusto, que impiude a los catalanes votar y que "violenta los derechos fundamentales". Un Estado "antidemocrático", ha señalado mientras que por otra parte la Assemblea Nacional Catalana (ANC) ha pedido al Gobierno catalán que convoque ya el referéndum oficialmente y que dé a conocer el censo y los detalles de su celebración "bien pronto".

La ANC ha celebrado que el Gobierno catalán y los partidos soberanistas hayan "cumplido su compromiso" de poner fecha y pregunta al referéndum, y ha dicho que ahora trabajará para que gane el 'sí' en la votación. "Quedan cuatro meses hasta el 1 de octubre y será importante defender la democracia que nos quieren quitar" desde las instituciones centrales del Estado, ha asegurado. También ha explicado que la ANC "siempre estará al lado del derecho a voto de la ciudadanía de Cataluña" y que lo defenderá dónde y cuándo sea, tanto para aquellos que quieren votar 'sí' como para los que optan por el 'no'.




Verdad o Mentira 30.11.2017

Twitter