Educación confía en normalizar la situación de los colegios Cisneros y Antonio Mendoza en los próximos días

21/05/19


Fernández Mañanes y Maria Jesús Reimat, en la visita esta mañana a las instaciones afectadas por las inundaciones de los CEIP 'Antonio Mendoza' y 'Cisneros'. (Foto: Oficina de comunicación)

La Consejería de Educación, Cultura y Deporte confía en normalizar la situación en los próximos días de los colegios Antonio Mendoza y Cisneros de Santander, tras haber sufrido una inundación este fin de semana que ha afectado a parte de sus instalaciones.

El consejero Francisco Fernández Mañanes, acompañado por la directora general de Formación Profesional y Educación Permanente, Maria Jesús Reimat, ha visitado esta mañana dichos centros para evaluar los daños producidos e interesarse por la situación del alumnado.

De cara al funcionamiento de ambos centros, la Consejería de Educación ha anunciado que mañana no va haber clase de educación infantil ni en el Antonio Mendoza ni en el Cisneros y, a partir del miércoles, las aulas de dos años estarán habilitadas para su normal funcionamiento. Por otro lado, la fecha de apertura del resto de las aulas de infantil vendrá en función de cómo vayan los trabajos de rehabilitación, así como los estudios de los técnicos.

También se ha preparado una solución para el comedor escolar, que han sido una de las instalaciones más afectadas, a fin de que el alumnado pueda seguir utilizando este servicio. Asimismo, desde Educación se ha querido tranquilizar a las familias, ya que se acogerá a aquellos alumnos que no puedan quedarse en casa mientras se están realizando las actuaciones necesarias para acondicionar dichos centros.

Desde primera hora de la mañana, una vez dado el aviso por parte de la dirección de ambos colegios, se personaron técnicos de la Consejería de Educación y del Ayuntamiento, así como operarios de este último, para paliar y evaluar los problemas derivados de dicha inundación que, según se ha podido saber, tiene su origen en la rotura de un latiguillo de uno de los lavabos de los baños del CEIP Cisneros. Se calcula se ha producido a partir del sábado, ya que durante la celebración de las actividades del programa 'La Noche es joven', organizado por el Ayuntamiento de Santander, no se había detectado ninguna incidencia hasta esta mañana.

Las inundaciones han afectado a los dos sótanos, donde se ubica el gimnasio, los comedores y las aulas de infantil, y la planta baja donde están las aulas de dos años. La Consejería de Educación ha calificado de "importantes" los daños tanto por la acumulación de agua, así como por los desperfectos que se han registrado en paredes, mobiliario e instalación eléctrica en las zonas afectadas.




Twitter