Ayuntamiento, Ecoembes y hosteleros inician una campaña para aumentar el reciclaje en el sector

12/03/18


Más de 200 hoteles, restaurantes y servicios de catering de la ciudad se han sumado a la iniciativa, que incluye el reparto de cubos para reciclar, acciones de formación sobre reciclaje y la entrega de un sello distintivo.

El Ayuntamiento de Santander y Ecoembes, en colaboración con la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria, han puesto en marcha una campaña dirigida a aumentar el reciclaje de envases en hoteles, restaurantes y servicios de catering de la ciudad.

En total, 215 establecimientos se han adherido a la iniciativa, que incluye el reparto de cubos para reciclar, acciones de formación sobre reciclaje y la entrega de un sello distintivo a los participantes.

Para el desarrollo de la campaña, en una primera fase se registraron las necesidades de cada establecimiento en materia de reciclaje, se analizaron las dificultades que encuentran para reciclar y se cuantificó el número de cubos necesarios para una adecuada separación de residuos.

Después se ha procedido al reparto de un total de 225 cubos entre los establecimientos participantes y se ha revisado la ubicación y adecuación de los contenedores de su entorno para la recogida de dichos residuos.

Todo esto se ha acompañado también de acciones formativas dirigidas a los profesionales de los locales que participan en el proyecto para una correcta separación de residuos y con la distribución de materiales de consulta con información detallada sobre reciclaje.

Además, cada local adherido recibe un sello distintivo que acredita su participación en la iniciativa y su compromiso con la separación y reciclaje de residuos.

El concejal de Medio Ambiente, José Ignacio Quirós, ha destacado la importancia de cada acción individual para seguir aumentando los niveles de reciclaje en la ciudad y, también, ha incidido en la necesidad de sumar esfuerzos y de implicar a sectores, como el hostelero, en los que se genera un gran volumen de residuos y existe un amplio margen para el reciclaje.

“Todos somos responsables de que la cadena del reciclaje funcione y de aportar nuestro grano de arena para hacer un uso más responsable de los recursos y cuidar el medio ambiente”, ha enfatizado Quirós.

También el gerente de Ecoembes en Cantabria, Fernando Blázquez, ha resaltado la importancia de la implicación ciudadana en esta tarea y ha señalado que “el cuidado del medio ambiente depende de los gestos que cada uno” realiza en todos los ámbitos de la vida: en casa, en el trabajo, en los lugares de ocio…

En el caso del sector hostelero, ha indicado que el volumen de residuos que se genera es bastante elevado y, por eso, nace este proyecto, orientado a cubrir las necesidades de estos establecimientos en materia de reciclaje.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Hostelería de Cantabria, Ángel Cuevas, se ha mostrado muy satisfecho por la acogida que ha tenido la campaña entre el sector lo que demuestra, a su juicio, “que crece la sensibilidad ambiental y aumenta el reciclaje”.

Además, ha señalado que esta iniciativa es fundamental para concienciar al sector y que “los demás tomen nota”, porque “nunca ha sido tan fácil reciclar”, “más sabiendo los beneficios medioambientales” que se obtienen con este gesto “tan sencillo”.

Reciclaje en Santander

Según los últimos datos sobre el reciclaje de envases en la ciudad, cada santanderino deposita anualmente una media de 11 kilos de envases ligeros en los contenedores amarillos (envases de plástico, latas y briecks) y unos 20,7 kilos de envases de papel y cartón.

El Ayuntamiento promueve distintas acciones a lo largo del año para sensibilizar a los santanderinos y fomentar el reciclaje y colabora para ello con diversas entidades, como Ecoembes, organización medioambiental sin ánimo de lucro que promueve la economía circular a través del reciclaje de los envases: ligeros (contenedor amarillo) y envases de papel y cartón (contenedor azul).

Según los datos de Ecoembes, en 2016 se reciclaron en todo el país más de 1,3 millones de toneladas de envases ligeros y de cartón y papel, lo que supone una tasa de reciclado del 76 por ciento.

Gracias a ello, se evitó la emisión de un millón de toneladas de CO2 a la atmósfera y se ahorraron 20,1 millones de metros cúbicos de agua y el equivalente al consumo eléctrico anual de más de 700.000 hogares.




Verdad o Mentira 14.06.2018

Twitter