Opinión


24/02/21

David Bossu

  1. La otra cara

    Hace un mes escribía esto en el blog: 'Los procesos agónicos no tienen un tiempo límite pero dependiendo de las causas pueden ser cortos o largos. En el caso de Solabarrieta la angustia es más que evidente y que se está alargando en demasía es una autentica realidad'. Queda claro que el fútbol tiene muchas caras y lo que manda es el último resultado, que vueltas da la vida.

    Es una realidad absoluta que el conjunto racinguista ha cambiado radicalmente su dinámica de resultados, y porque no decirlo de juego. Los hombres de Solabarrieta, llevan de los últimos 15 puntos 13 conseguidos, unas estadísticas muy notables. Una de las claves para esta mejoría del cuadro cántabro, es sin duda el acierto del técnico vasco de encontrar un sistema que muchos apostábamos a principio de temporada, y que el anterior el entrenador Javi Rozada y en el comienzo el propio Aritz no consiguieron ver, por no hablar de la Dirección Deportiva que nunca apostó por el 1 4 2 3 1.

    Por otra parte, es cierto que hay una máxima en el fútbol, para que un equipo funcione no se tiene que inventar nada y poner a los jugadores en sus puestos específicos, y eso es lo que Solabarrieta ha comenzado hacer en estos últimos encuentros. Lo que es una evidencia, que con la llegada de Riki Rodríguez e Ismael López el entrenador de Ondárroa ha encontrado un equilibrio, y sobre todo con el asturiano ha sabido conseguir que los verdiblancos puedan y sepan mandar en los partidos.

    La decisión de meter siempre ha un jugón en la sala de máquinas era un clamor, muchos partidos hemos sufrido los espectadores de alineaciones en el que los jugones no aparecían.  Y es que, lo que está demostrando el actual fútbol es que hay que encontrar el equilibrio entre la técnica y la fuerza. Otra de las decisiones que posiblemente han cambiado la dinámica del equipo ha sido cuando Solabarrieta ha comenzado a volar solo con sus aciertos y sus errores.

    Este equipo tiene otra cara, pero hay que tener los pies en el suelo, porque esta plantilla debiera estar la primera y con varios puntos de ventaja respecto al segundo, y no lo está teniendo, y por hacer las cosas muy mal se está en un proceso de recuperación que nunca debió existir. Por otro lado, decir que este equipo está en plena construcción a estas alturas de la temporada, es manifestar que ha habido errores de planificación muy importantes por los responsables de la confección de la plantilla.

    Pero si nos centramos en el trabajo diario de Solabarrieta es incuestionable que ha habido una evolución. Ahora bien, otra cosa es cuando este equipo tenga que lidiar en plazas más complicadas y rivales que embisten mucho más que los: Leioa, Alaves B y Laredo. Queda un mes de marzo decisivo para saber hasta donde puede llegar este equipo.

    Lo que si soñará todas las noches en la almohada el míster verdiblanco, es que porque no le han traído un delantero con ciertas garantías para poder poner la guindilla a una plantilla que la mejoría ha sido palpable.

    En definitiva, la otra cara de Solabarrieta ha de ser práctica para calcular bien los tiempos. El vasco tiene carácter, y ya en varias situaciones no ha hecho caso a sus jefes, como por ejemplo en poner un doble pivote en paralelo en el 4 2 3 1 cosa que Amorrortu (su inventor) no le gusta en absoluto. A lo mejor el polluelo ha salido del confortable estado protector para poder iniciar su vida independiente y así poder acertar y confundirse él mismo.

radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter