Buruaga exige la reapertura inmediata del interior de la hostelería

24/02/21


Buruaga

La presidenta del Partido Popular, María José Sáenz de Buruaga, ha pedido al Gobierno regional la reapertura inmediata del interior de la hostelería en Cantabria porque a estas alturas de la pandemia mantenerla cerrada es una decisión política con mayúsculas que, con los datos en la mano, no se sostiene.

“Exigimos al Gobierno de Revilla la reapertura inmediata del interior de la hostelería en Cantabria. Controlada, sí, con limitaciones de aforos y comensales, también, con todas las medidas de seguridad, pero abierta y abierta ya, hoy mismo”, ha dicho.

La presidenta ha recordado que el PP no ha cuestionado nunca ni una sola de las medidas decretadas por Sanidad cuando se han fundamentado en la situación epidemiológica y en criterios técnicos y sanitarios, pero cree que el cierre, decretado el 6 de noviembre y que ha sido extraordinariamente lesivo y desproporcionado, hoy no se sostiene.

Buruaga ha defendido que bares y restaurantes están en un momento extraordinariamente crítico y no hay tiempo que perder. “La hostelería está al límite de su resistencia y una semana o un fin de semana puede ser la diferencia entre estar o no estar, algo que el Gobierno de Cantabria se niega a ver”, ha defendido.

Y es que, según ha recordado la presidenta, no hay ninguna otra comunidad en la que la hostelería haya estado cerrada tanto tiempo, de manera generalizada en todo el territorio y también durante la Navidad.

Para las demás comunidades autónomas el cierre generalizado ha sido siempre la última opción y por el tiempo imprescindible, mientras que Cantabria, ha afirmado Buruaga, siempre ha estado en el extremo y en el extremo ha puesto al sector en la picota.

Según ha explicado la presidenta, todas las comunidades en la misma situación epidemiológica que Cantabria o incluso peor han optado por fórmulas intermedias, por medidas más flexibles como el establecimiento de franjas horarias, la reducción de aforos y el número de comensales por mesas o cierres totales solo en los municipios con riesgo extremo y todas están relajando ya las restricciones a la hostelería y permitiendo la actividad en el interior con una incidencia acumulada a 14 días por debajo de 250 casos.

“¿Por qué en Cantabria tiene que ser de 150, la cifra que el Gobierno repite como un mantra? ¿Qué estrategia y qué técnico lo dice?”, se ha preguntado la presidenta, quien ha pedido explicaciones sobre el motivo por el que las demás comunidades autónomas pueden abrir y Cantabria no y en base a qué criterios objetivos y qué informes técnicos continúa totalmente cerrado el interior de los locales.

Según la dirigente popular, no está escrito que para abrir haya que estar en un nivel de riesgo dos.

La presidenta ha opinado que el Gobierno tenía que haber decretado la apertura del interior de la hostelería el 19 de enero, el mismo día que decidió levantar las restricciones en los centros comerciales;  permitir el uso de vestuarios, duchas o espacios para el deporte, incluida la asistencia de público; ampliar los aforos al 50% en equipamientos culturales;   volver a usar los comedores, vestuarios y salas de reuniones en el ámbito laboral e, incluso, los actos multitudinarios de más de 300 personas.

“¿Alguien puede explicar por qué ante una mejoría de los datos que permite relajar las medidas en todos los sectores, se exige al sector de la hostelería lo que no se le exige a ningún otro?”, ha dicho la presidenta, quien ha calificado de agravio que todo esté abierto y funcionando con condiciones de seguridad menos la hostelería.

Y ha concluido que el autoritarismo del consejero de Sanidad y la actitud del presidente, que en esta pandemia está de oyente, está llevando a nuestra hostelería a la ruina.

Buruaga ha pedido a Miguel Ángel Revilla que deje de esconderse en los técnicos para poder justificar lo que ya es injustificable y de abdicar de sus responsabilidades para tener la fiesta en paz con su socio de Gobierno.

“Le pido que no le tiemble el pulso, que decrete la apertura hoy, porque no hay ningún informe que diga no que no pueda ser contrarrestado por otro que diga sí y, sino, que alguien nos explique cómo todas las comunidades autónomas pueden mantener abierta o reabrir el interior de la hostelería con datos peores”, ha subrayado. 

Para la presidenta, parece que el Gobierno no es consciente del daño que está causando a la economía y que ha hecho a muchos negocios, empleos y familias, a un sector clave que representa más del 12% del PIB regional, engloba 6.800 establecimientos y genera en torno a 25.000 empleos.

La dirigente popular ha hecho hincapié en que pedir la apertura de la hostelería hoy no significa que el PP haya abandonado la prudencia, la responsabilidad ni el sentido común ni que esté pidiendo una desescalada rápida y que se eche todo por la borda.

“Yo soy la primera que digo que si llegamos a una incidencia de 1.000 casos hay que cerrar todo 15 días para que no se descontrole la pandemia y evitar el colapso asistencial, pero lo que pedimos es que la desescalada se adecúe a la realidad epidemiológica y sanitaria de nuestra comunidad, sin agravios y sin más víctimas económicas”, ha afirmado Buruaga, quien ha insistido en que la hostelería es segura si se ordena su actividad en condiciones seguras, exactamente igual que cualquier otra actividad económica.


radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter