El Gobierno amplía el calado del puerto de Comillas para mejorar la operatividad y la seguridad de las embarcaciones

25/02/21


Miguel Ángel Revilla, María Teresa Noceda, José Luis Gochicoa y Luis Moro, esta mañana, en el puerto de Comillas (FOTO: Lara Revilla)

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha inaugurado hoy las obras de refuerzo y ampliación del calado del puerto de Comillas, que han permitido duplicar el nivel de profundidad de la dársena hasta los 3 metros para mejorar la operatividad y la seguridad de las embarcaciones. 

Se trata de una actuación largamente demandada por el sector pesquero y recreativo de la localidad en la que el Gobierno cántabro, a través de la Consejería de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, ha invertido más de 600.000 euros.

Revilla, que ha estado acompañado en el acto por el consejero de Obras Públicas, José Luis Gochicoa; la alcaldesa de Comillas, María Teresa Noceda, y el presidente del cabildo de pescadores de la localidad, Luis Moro, entre otros, ha subrayado la importancia de este proyecto tanto por el volumen de inversión como por la necesidad que había de ejecutarlo para garantizar la funcionalidad del puerto. 

Además, ha destacado el valor añadido que aportan los puertos a los pueblos costeros y ha reafirmado de nuevo el compromiso del Gobierno de Cantabria al sector pesquero. “Los puertos dan un sabor especial a los pueblos. Si no hubiese pesca, habría que mantenerlos, aunque esperemos que eso no pase nunca. Nosotros apoyamos a este sector porque un sector básico de la economía, pero, además, es cultura, es historia y es tradición”, ha enfatizado.

Por otro lado, en relación con la situación sanitaria, se ha mostrado optimista con respecto a la llegada masiva de vacunas y ha asegurado que la Comunidad Autónoma tiene capacidad para inyectar dosis a 26.000 personas al día. En este sentido, ha apelado al presidente Pedro Sánchez a que “haga fuerza en Europa” para conseguir el objetivo de tener inmunizado al 70% de la población en el mes de junio. 

Mientras tanto, ha insistido en la necesidad de mantener el pulso económico para paliar en lo posible la “caída tremenda” que está provocando la crisis de la Covid-19, fin al que contribuirán -ha apuntado- el “presupuesto inversor” diseñado por el Gobierno cántabro para 2021 y los fondos que van a llegar de Europa. 

Por su parte, Gochicoa ha expresado su satisfacción por dar solución a la problemática del puerto de Comillas, donde se había convertido en habitual la estampa de barcos varados en la arena durante la bajamar. Para el consejero, esta intervención era “básica e imprescindible” para la operatividad del puerto y para la funcionalidad tanto de la Cofradía de Pescadores como de las embarcaciones de recreo de la localidad. 

El consejero ha felicitado a la empresa constructora (UTE Arruti-Sercon) por el resultado final de unas obras no exentas de complejidad y que han consistido, en primer lugar, en la colocación de una escollera que evitara la entrada de agua para poder realizar el dragado en seco y, en segundo lugar, en el refuerzo de los muelles. 

Asimismo, ha anunciado nuevas inversiones en Comillas y en la zona oriental de Cantabria para contribuir a la dinamización económica. 

Finalmente, María Teresa Noceda ha agradecido el compromiso de los sucesivos gobiernos de Miguel Ángel Revilla con el puerto de Comillas y ha recordado que esta actuación inaugurada hoy se suma a otras realizadas con anterioridad en el espigón, el empedrado o la lonja de pescado. 

La alcaldesa ha resaltado en su intervención que el puerto, “uno de los más coquetos y románticos de la Cornisa Cantábrica”, es un activo fundamental y un reclamo turístico para Comillas. 

Detalles técnicos

El puerto de Comillas contaba con un calado medio de 1,50 metros de profundidad que resultaba insuficiente para asegurar la operatividad y seguridad de las embarcaciones pesqueras, especialmente en mareas con coeficiente alto y en situaciones de temporal, lo que condicionaba el atraque de las embarcaciones deportivas, que llegaban a quedarse en seco en bajamares de altos coeficientes.

Las obras han permitido aumentar el calado de la dársena otros 1,50 metros para alcanzar una profundidad media de agua que ronda los 3 metros y mejorar la operatividad de las embarcaciones. 

Asimismo, se ha realizado el refuerzo y el realce de los muelles sur y oeste, que ya fueron objeto de diferentes reparaciones anteriormente debido al deterioro existente y a descalces puntuales, y se ha procedido a la adecuación de la compuerta a la nueva cota del dragado y de la grúa portuaria a las nuevas características geométricas de la dársena y sus elementos.

La estabilización y refuerzo de los muelles se ha llevado a cabo mediante muro de hormigón armado con zapata inferior en roca y anclajes de barra mediante bulones de acero de tipo GEWI con doble protección. Los trabajos se han realizado en dos fases: una primera fila de anclajes y su correspondiente muro de refuerzo en la mitad superior de la altura a ganar y, posteriormente, una segunda fila de anclajes con el resto de muro de refuerzo hasta llegar a la rasante de acabado. En esta segunda fase se también se ha excavado hasta la profundidad definitiva por tramos alternos.

El proyecto, ejecutado por la UTE Arruti-Sercon, ha incluido también el dragado del resto de la dársena.




radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter